domingo, 31 de enero de 2010

LA DIRECCIÓN DE LECTURA EN LA IMAGEN

La pintura occidental está muy ligada a la narrativa. Contar con imágenes era la base de la iconografía románica , para familiarizar a los iletrados con el imaginario religioso que oían narrar en la iglesia. Es cierto que tenemos que tener herramientas para descifrar imágenes que han perdido valores culturales.

Pero además hay herramientas, menos conocidas, que utilizan mucho los creadores de arte secuencial (cine, o comic), y que podemos encontrar en nuestros maestros occidentales de la pintura.

De manera natural, nuestra cultura occidental, lee las imágenes como los renglones, de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Parece lo normal, pero cualquiera que haya leído un comic japonés sabe que las páginas se leen al revés. Y no deberíamos olvidar cuando contemplamos una ilustración persa o árabe, que su dirección de lectura es la contraria, de derecha a izquierda.

Curioso es el sistema de lectura egipcio, de izquierda a derecha, de abajo arriba pero luego en zigzag, que también poseen los aztecas. Hay que tenerlo en cuenta al contemplar esas tumbas con viñetas tan narrativas.


http://flickr.com/photos/17884832@N00/504819360/

Es decir, primero la recolección, luego el prensado de la uva, como se ve en el panel central, se lee hacia la izquierda.


Pero desde los griegos, no ha habido cambios en nuestra dirección de lectura, por ello podemos aplicarla sin problemas a toda la historia del arte occidental.De esta forma, en un cuadro, o un relieve,si las figuras, sean animales o personas, se dirigen hacia la derecha, el mecanismo de lectura acentúa la sensación de avance.

La dirección de lectura está muy clara en el tapiz de Bayeux, donde los soldados del duque Guillermo avanzan siempre a la derecha en su conquista de Inglaterra. Los soldados defensores, se dirigen de derecha a izquierda.


El caballo es un medio de transporte, y por tanto indica movimiento, por lo que es frecuente que se sitúe en dirección de avance. Pero no siempre se utiliza para esta función, a veces es sólo símbolo de prestigio, a la manera de podio. Es el caso de algunos retratos ecuestres de representación, como por ejemplo los que pinta Velázquez para el Salón de Reinos del Casón del Buen Retiro de Madrid.




FelipeIV dirige su caballo a la derecha,obligado por la necesidad decorativa. Sin ser ecuestres, el convencionalismo en los retratos de parejas, el del varón está a la izquierda mirando a la derecha y la mujer al revés. Lo que hace más dinámicos los de los varones.


Como comentaba Vicente en su blog hace unos días, en el retrato de Carlos V de Tiziano , el emperador cabalga vencedor hacia la derecha. La misma imagen invertida daría sensación de retirada.

Una aplicación interesante de esto la podemos ver si comparamos dos cuadros de Goya:

Los fusilamientos del 3 de mayo, las figuras de interés se sitúan a la izquierda. Veamos cómo funciona. Al leer la imagen , nuestra vista se sitúa primero en los condenados, continuamos en los soldados de la derecha, pero las direcciones de sus fusiles y su orientación vuelven a colocar nuestros ojos en el punto de interés, los fusilados. Además la iluminación contrastada refuerza esta lectura.


En ”La carga de los mamelucos”, también de Goya, todo el cuadro está atravesado por una línea direccional a la derecha, que aumenta la sensación de vértigo y rapidez.


El mismo recurso vemos en Delacroix y su “Libertad guiando al pueblo”, o en Gericault y la diagonal ascendente que recorre la “Balsa de la Medusa”.




Si alteramos estas leyes de lectura, el resultado es inquietante. Es lo que hace este cuadro de Whistler, el retrato de su madre. Es una imagen muy metafórica. La anciana mira hacia la izquierda, como si para ella no hubiera futuro, sólo pasado. Whistler consigue, al situar al retratado en una esquina, una imagen poderosa y evocadora, acentuada por los tonos grises y apagados.

Como vemos esta secuencia de lectura es la habitual que se conoce desde antiguo, en las artes visuales, con interesantes excepciones .Es fundamental en el arte secuencial, el comic y el cine. La mayor parte de las secuencias que implican movimiento, deciden dirigirlo en esa dirección. El que se articula en sentido inverso significa defensa.

Lo podemos observar en este fragmento de “El señor de los Anillos” (III).Al principio la ciudad está cercada, sólo busca resistir.Los atacantes avanzan desde la izquierda. Cuando , el defensor se convierte en atacante (Eowyn y el Nasgull), cambia de posición. Lo mismo que cuando Aragorn desembarca con los refuerzos y se mueve desde la izquierda acorralando a los atacantes a la derecha.


Al ser el cine un arte nacido en occidente , y trasplantado con sus leyes y técnicas al resto del mundo, las direcciones de lectura son universales y no encontraremos secuencias de movimiento muy diferentes entre el cine oriental y el occidental. No ocurre lo mismo con el manga, al que le dedicaremos un post un día de estos.


2 comentarios:

jotav dijo...

Tu capacidad de análisis es sorprendente, desde luego es un privilegio poder disfrutar de tus conocimientos. Gracias.

Vicente Camarasa dijo...

Sin palabras, Ana. Verdaderamente espectacular.
Por cierto, una pregunta. Yo a esto siempre le he llamado la ley de la derecha, pero es su nombre real o no tiene ninguno en concreto?