lunes, 2 de noviembre de 2009

EL DIBUJO Y EL LADO DERECHO DEL CEREBRO



Para las personas que no saben dibujar, observar a alguien que sí sabe resulta un espectáculo fascinante, que tiene algo de don inalcanzable. Desde pequeños hemos tenido la experiencia de desear plasmar algo, y ver la facilidad con que algún afortunado lo hacía a nuestro alrededor, sin que llegara a explicarnos cómo, porque ni él mismo lo sabía.

Sin embargo , aprender a dibujar es fácil, si se sabe realizar el proceso adecuado. Y éste no se refiere a ser habilidoso con las manos, sino a saber interpretar lo que se ve.


Todos los años, experimento con mis alumnos el siguiente proceso: deben dibujar una imagen simétrica, a partir de un eje vertical, generalmente un jarrón. En primer lugar, realizan una de las dos mitades, y luego , a partir del eje deben realizar la otra , a la misma distancia .

Algunos son más hábiles que otros, naturalmente, pero cuando me piden que les diga si está bien hecho, les indico que, simplemente, le den la vuelta al dibujo, poniéndolo boca a bajo. La cara de sorpresa es para enmarcar, claro. Pero la situación cambia cuando, efectivamente, y de un solo vistazo, ellos pueden corregirse a sí mismos viendo dónde han fallado en la construcción de la imagen simétrica. ¡Sorprendente!



Veamos un segundo caso. En un ejercicio de nivel superior, se les pide a los alumnos que copien una imagen de una fotografía o un dibujo, es decir, una imagen plana, pero al revés. El dibujo debe realizarse siempre en esta posición, nunca poner al derecho. El resultado, a pesar de la desconfianza, es siempre bastante bueno, aunque no sean personas que dibujen bien. ¿Porqué ocurre esto?


Vamos a explicar el mecanismo que lo permite y cómo está relacionado con lo de interpretar lo que se ve. Nuestro cerebro está dividido en dos hemisferios, derecho e izquierdo, cada uno de los cuales tiene alojadas unas determinadas funciones. El hemisferio izquierdo controla la mano derecha, mientras que el hemisferio derecho controla la izquierda. Esto quiere decir, que las personas diestras, la mayoría, nos regimos por el lado izquierdo del cerebro, mientras que es al revés en los zurdos.

¿Cúales son las consecuencias?


En el hemisferio izquierdo se alojan la capacidad verbal, la lógica, la analítica, la racional, y simbólica. Esto quiere decir, que cuando vemos una imagen, nuestro lado izquierdo la interpreta simbólica y racionalmente: esto es una persona, las personas tienen cabeza, brazos , tronco y piernas… y eso es precisamente lo que trazamos cuando tenemos se nos pide que dibujemos a alguien. No importa si esa persona está de perfil y sólo le vemos una pierna o un brazo…nosotros dibujamos los dos.

El lado derecho, por el contrario, alberga la capacidad sintética, la analógica (ve semejanzas entre las formas), la espacial (ve relaciones entre las formas) y holistíca (percibe la totalidad). El lado derecho nos permitiría, ante una persona, por ejemplo, fijarnos en el ángulo que forman sus brazos, la proporción del cuerpo, la inclinación del tronco, etc.







La dificultad estriba en que el lado izquierdo es el dominante, y percibe, ante todo la lógica de la imagen , por encima de su forma. Para engañar al lado izquierdo, damos la vuelta a la imagen. Entonces, el cerebro deja de percibir con lógica y se pone en marcha el mecanismo espacial del lado derecho. Ya no hay el asa de un jarrón , sino una curva de determinada inclinación, distancias, ángulos, El cerebro percibe formas, y sus relaciones entre ellas, todo aquello que hace que la imagen se parezca a su referente.


El resultado es sorprendente, hemos engañado a nuestro viejo amigo el lado izquierdo, y el derecho ha podido hacer su labor. Las formas se articulan en el espacio, ya podemos darle la vuelta. Probadlo.











4 comentarios:

Anónimo dijo...

Espectacular artículo!!!!!!!
Qué lástima no haberte encontrado como profesora cuando mis clases de dibukos se reducían al compás y al ¡tiralineas!
Vicente

a-dieresis dijo...

Hola ana, me has recordado un fantástico libro que
al principio de la carrera de Bellas Artes me apasiono, era algo asía como "Como dibujar con la parte derecha del cerebro".

Enhorabuena por este nuevo espacio, en el que materializar estas reflexiones y compartirlas, te seguiremos entusiasmados.

un fuerte abrazo. ä

JoseM dijo...

Así da gusto aprender!!

No pares, sigue, sigue...

J.

jotav dijo...

¿Y donde estaba Vd, cuando yo llenaba mi papel cebolla de borrones con mi tiralineas? que injusticia, yo quiero esta profe. Aunque sin duda, en mi cerebro algún lado lo tengo mal, pero que muy mal, yo dibujo como devuelvo ¿que me pasa profe?.