sábado, 26 de diciembre de 2009

UNA MIRADA A LA IMAGEN PUBLICITARIA

Después de tantos post de buenos deseos ya era hora de meter un poco de caña a la otra cara de la moneda de estas fiestas, el consumo desmedido y la herramienta básica para fomentarlo, la publicidad




Este cartel ha estado colgado en las vallas y marquesinas de autobús de Madrid unas semanas. Parece que ya lo han retirado, aunque no sé si es porque se ha acabado el contrato o porque alguien ha protestado. Para que no se olvide hasta donde se puede llegar en el afán manipulatorio, voy a trabajar con ella el comentario de una imagen publicitaria.


LECTURA OBJETIVA:

En la imagen aparece una mujer joven , atractiva, sentada en un suelo acolchado, aprisionada por un anillo de gran tamaño con una piedra azul. Tiene una larguísima trenza, zapatos y ropa que la hacen aparecer muy sensual. La marca aparece en la parte inferior, centrada y sobre impresa sobre la foto. No existe eslógan.

La imagen tiene un formato vertical, 2 x 3, apto para carteles y revistas.
El encuadre muestra un plano entero, que capta la figura humana en un entorno reconocible. Por su parte el ángulo desde el que está tomada es desde arriba , por lo que hablamos de un plano picado, en cuanto a la luz es suave, con iluminación cenital.


Su nivel de iconicidad es muy alto, ya que las representación guarda un gran parecido con su referente real. También es una imagen compleja ya que podemos descubrir en ella diferentes niveles de interpretación.

En cuanto a la composición , se ajusta a un esquema vertical con una flecha que la relaciona con la marca. Si aplicamos el esquema clásico en publicidad del rectángulo de tercios, los puntos de interés se centran en el anillo ( el producto) y uno de los zapatos de la modelo.






La alternancia de lineas paralelas que forman el fondo articulan la imagen en una retícula con la que contrasta la insinuante linea ondulada de la trenza del cabello.

Los colores son suaves y cálidos, en la gama de los rosas. Ello contribuye a crear un ambiente femenino, en el que contrasta , muy saturado, el azul del anillo y que sirve para atraer la mirada del espectador.

LECTURA SUBJETIVA.

Es el motivo que me ha llevado a elegirla, como veréis. Es evidente que la finalidad de la imagen es vender. La marca que anuncia fabrica bisutería, y aunque no la conozcamos , el tamaño del pedrusco y el anuncio ya nos hace ver que no es alta joyería que suele ser mucho más sobria y elegante.
Por el contrario el anuncio es abiertamente equívoco y con un toque vulgar.
La lectura del mismo indica que la mujer es un ser obnubilado por la "joya", capaz de dejarse atrapar por ella. Se desprende de su actitud, abandonada y sensual, que se encuentra en estado de éxtasis que le ha provocado ser poseída por el anillo.
La ropa y los zapatos la presentan como un objeto sexual. Por tanto, discurso negativo para la inteligencia de la mujer, que se ha entregado por un simple anillo barato.

Pero la cosa no acaba ahí: Observemos el entorno. El plano picado hace parecer que es mirada desde arriba, propiciando la sensación de dominio en el espectador, como si se encontrara en el suelo, en una especie de celda acolchada.

Si tomamos como real el tamaño del anillo, entonces podríamos entender que hemos abierto una cajita,y que de propina con el regalito viene esta señorita.

Para contribuir a esta lectura de dominio-sumisión, el peinado es muy simbólico. La larguísima trenza parece a un tiempo un látigo o una correa, como tendría un animal encerrado manejado por su amo. su disposición sinuosa recuerda a una serpiente, que también es símbolo de la tentación. Por su parte el calzado, esas sandalias con hebilla, contribuyen a acrecentar esa imagen de prisionera.
Ante el poder evocador de esta imagen apenas tiene importancia la marca. El anunciante pretende fijar la imagen en nuestra retina recurriendo al impacto y a la persuasión irracional de los espectadores, sin parar en éticas fastidiosas.
Es , probablemente , una de las imágenes más crueles que, disfrazadas de glamour ,he tenido el "gusto" de contemplar esta navidad.

1 comentario:

jotav dijo...

Cuanto aprendemos con Vd.